Siempre, Año 2, No. 14, 27 de agosto al 16 de septiembre, 2002, página 11
1706 Lexington Avenue, New York, NY 10029

Puerto Rico en las pinturas de Yasmín Hernández
Por Israel Torres Penchi

Yasmín Hernández quería ser bailarina, pero en su hogar había otras influencias que la llevaron por el camino de la pintura. Su mamá era costurera y un curso que tomó sobre diseño de modas influyó en el rumbo artístico que tomaría Yasmín. Su hermano hacía graffiti, lo que también contribuyó.

A los 13 años, Yasmín se sentaba frenta a la TV con las pinturas de su mamá a copiar los paisajes que Bob Ross iba pintando y explicando. Cuando fue tiempo de ir a la escuela secundaria, Yasmín solicitó admisión para estudiar baile en la que hoy es LaGuardia High School, antes dos escuelas, Performing Arts High School y Music and Arts High School.

Pero Yasmín no pasó la audición. Sin emabargo, tomó el examen de arte y presentó su portafolio de pinturas de Ross. ¡La aceptaron!

Afirma Yasmín que entre las cosas importantes que aprendió fue disciplina, aparte de las técnicas de la pintura, el dibujo, el grabado, la fotografía… “Me enamoré de la pintura y decidí seguir estudiándola”, dice.

Mientras estudiaba un bachillerato en Bellas Artes en Cornell University en Ithaca, NY, la joven oriunda de Brooklyn hija de padres puertorriqueños desarrolló un gran interés por los temas culturales y políticos. Eso motivó que comenzara a cuestionarse su cultura, su historia, “y empezaron a salir en mi arte”, nos revela.

“En mi primera pintura-Las tres razas de Puerto Rico- pinté un taíno, un negro y un español. De niña me preguntaba sobre el color de los puertorriqueños. Luego busqué cuáles fueron las contribuciones de cada raza en cuanto al lenguaje, la comida, la música, la religión…Buscaba la historia por mí misma.

“En 1997 ya pensaba en el centenario de la invasión americana a Puerto Rico y dediqué mi tesis a ese tema.”

En las pinturas de su tesis Yasmín relaciona acontecimientos de la historia de Estado Unidos con otros de Puerto Rico, como Bloody Massacre y La Masacre de Ponce, y Who Ya Callin’ Coon?, que son imágenes de negros de finales del siglo 18, y su propia familia, en la que hay toda la gama de colores que distingue a los puertorriqueños.

Yasmín Hernández ha vuelto a Nueva York luego de dos años en Fildelfia trabajando en el Taller Puertorriqueño. Había estado un poco retirada de la pintura y decidió hacer un sitio Web para “despertarse y levantar la artista que es, empezar de nuevo…”

Los que quieran conocer más de Yasmín, sus pensamientos y su pintura, visiten su página: www.yasminhernandez.com, donde seguro disfrutarán tanto de su obra pictórica como de lo que dice y cómo lo dice.


Back to: Media/ Press, Home

© Copyright 2002-03, Yasmin Hernandez. Under no circumstances should any of the images or content of this site be downloaded, printed or reproduced without direct permission from the artist.